¿Por qué no ceceamos los mexicanos?

O en otras palabras, ¿Por qué no pronunciamos la c y la z como lo hacen los españoles? Si fueron ellos quienes nos heredaron el idioma y, como consecuencia, el acento, ¿Por qué no pronunciamos esas letras de igual manera? ¿Fue un acto de rebeldía posterior a la Independencia, para también separarnos lingüísticamente? ¿Fue por la dificultad de los indígenas por aprender el idioma? ¿O fueron los mismos españoles los que le enseñaron a nuestros antepasados a hablar así?

Antes de dar una respuesta y sus razones, definiré algunos términos para que no haya confusión:

  • Fricativa dental sorda: es el término usado para describir el sonido generado por la pronunciación de la c y la z en la variante más común del español de España. Se denota por el símbolo theta Θ del alfabeto griego, y es el sonido que se asemeja a la th inglesa (como en thought).
  • Cecear o sesear: según el Diccionario de la Real Academia Española, son términos equivalentes: pronunciar la s, la c y la z ante e o i, de igual manera. Sin embargo, muchas fuentes establecen que sesear es pronunciar la fricativa dental sorda como s (cz y s de igual manera, como s), y cecear es pronunciar las letras c y z como fricativa dental sorda (como Θ). Para evitar complicaciones, trataré la pronunciación de los mexicanos como seseo nada más.

Ahora sí, la respuesta: fueron los españoles que conquistaron quienes enseñaron a nuestros antepasados a hablar de esa manera. El motivo es que los españoles que emigraron a la Nueva España, la región de Andalucía:

Andalucía

Resulta que en la época de la conquista, el puerto más utilizado para viajar a América era el Puerto de Palos, por su ubicación privilegiada de contacto directo con el Atlántico. Todos recordamos ese nombre de la primaria: de ahí zarpó Cristóbal Colón para descubrir la nueva ruta a las “Indias”. Hernán Cortés lo usó también para trasladarse a Cuba y organizar el viaje para establecer una colonia en la América continental. Este puerto se encuentra en la ciudad de Huelva, nombre también del municipio en el que se encuentra (en rojo, abajo), que es parte de la comunidad de Andalucía (en verde, arriba).

Huelva

Prácticamente todos los viajes posteriores necesarios para ir poblando las colonias que se iban estableciendo en el continente, se hacían desde ese puerto, y la gran mayoría de los españoles que emigraban hacia acá provenían de todos lo municipios de esta región: Sevilla, Huelva, Cádiz, Málaga, Córdoba, Jaén, Granada, Almería, e incluso de la comunidad de Extremadura (al norte de Andalucía), cuyas formas de hablar difería de la de Castilla, puesto que no diferenciaban entre la s, la c y la z. La misma manera de hablar se implantó en las islas Canarias, que fueron pobladas por andaluces.

La mejor descripción del fenómeno de herencia de un acento la dijo Antonio Alatorre (2002): “Tal es el seseo andaluz, cuya historia no es distinta de la del seseo hispanoamericano: se trata de una sola historia. La variedad de español implantada en las Canarias y en el Nuevo Mundo fue la andaluza. Los primeros pobladores de las Indias fueron predominantemente andaluces, sobre todo sevillanos. Además, si se considera el papel del habla materna en la adquisición del lenguaje por el niño, tiene gran trascendencia el hecho de que, entre 1508 y 1518, dos tercios de las mujeres que pasaron de España a las Indias eran naturales de Sevilla o de lugares comarcanos”.

Fuentes:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: